lunes, enero 31, 2005

(Parte II)

Yo no me considero asesino ni todas las demás cosas sin sentido que dicen de mí la gente... y es que no me conocen. Si me conocieran y conocieran, sobre todo, mi forma de pensar, de razonar, de solucionar los problemas, no tengo duda alguna que muchos comenzarían a pensar y actuar como lo hago. Pero no quiero profundizar en este tema. Les contaré lo que Uds. están esperando leer, como solucioné mi último problema: mi esposa. No tengo que contarles mucho sobre esto. Lo que sí tengo que decirles es que no soy hombre de aguantar muchas pulgas. Si algo me molesta tomo medidas correctivas.
Mi esposa: que dolor de cabeza. Relatar como se degradó esa cosa llamada matrimonio es mucha lata... ¡Ja! Si seremos estúpidas las personas.

Fue un domingo... el más liberador de los domingos de mi existencia...

2 Comments:

Blogger kat said...

Cada uno en su mundo...
fue nuestro domingo...
liberador..

3:25 p. m.  
Blogger Miscelánea de un Despistado said...

...Si seremos estúpidas las personas... y me lo vas a decir a mí...

8:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home